martes, 23 de septiembre de 2014

EPÍSTOLA 3.

CARTA A MI ÁNGEL.

Aun no te conozco pero en tu silencio pueril, escuchas mis plegarias,
espero encontrarte en esta parte de mi vida 29 PUTOS AÑOS viviendo como un lobo solitario aun continúan.

Sera un encuentro dulce puesto que sin buscarnos nos encontraremos, tengo una tanda de canciones que enseñarte, y muchas letras para mostrarte.

Nos esperan juegos de pelota, aprender que es la bicicleta e incluso ver aterrizar aviones como mi viejo lo hacia.

Te espero con muchas tazas de café para sobrellevar las interminables noches de silencio.

Conocerás el mundo y sus sabores, sus olores y el peligro de las gentes que lo habitan (no todos son malos)

Para finalizar y dejar que sigas curando esa alma triste te comento que por ahora no todo esta bien del todo pero mejoraremos, estaré pendiente de tu carta de vuelta, saludos desde donde a diario nos morimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario