lunes, 2 de septiembre de 2013

EPÍSTOLA #1

EPÍSTOLA #1

Ojala en mi país pudiera ser un barco que al hundirse simplemente me pudiera tirar al agua y simplemente alejarme, pero es mucho mas profundo que eso, comenzando que se debe aguantar con un gobierno incompetente y volviendo a la analogía del barco, nuestro presidente como buen capitán se hunde con su barco mientras se ahoga en billetes, "billeticos" que han salido del bolsillo del colombiano común y corriente como usted, como su vecino o yo.

Sin duda y sin que sea una palabra cliché SE LES DIJO hace poco mas de 3 años que el presidente que los colombianos elegirían se defecaría con furibunda energía en lo poco que queda de la dignidad colombiana.

Pero claro como estamos bailando "limoncito con ron" y borrachos tipo récord guinness como dice un querido amigo no nos damos cuenta que le pagamos a la policía para que se deslegitima nuestros derechos fundamentales a por lo menos expresarnos en las calles, aparte de eso pagamos por las bolas de goma y gases lacrimogenos que muy gentilmente nos lanzan los del escuadrón asesino de ESMAD,

Y como ya lo he dicho antes Colombia llora su pobreza con hilos de oro, esta tierra es rica en todo pero muy pobre de espíritu y de inteligencia los habitantes de ella, ya es hora de levantar la cabeza del todo del fango donde la hemos querido meter solo por el miedo de adquirir responsabilidades, y es aquí en este punto donde los "intelectuales" colombianos deben tomar las riendas de este caballo desbocado que va rumbo al carajo.

Por lo menos YO ya estoy haciendo mi parte por mejorar un poco mi país...SOY DOCENTE.

¿Usted que hace por su país?