miércoles, 29 de mayo de 2013

EPÍSTOLAS.

Epístolas.

Era la esperanza de un pueblo,
alguna vez dijeron "sera el futuro"
y este es mi presente,
y sigo sentado en un manicomio sin doctores ni enfermeras.

En un país de mandos medios con sueldos paupérrimos pero con infulas de gerentes,
un país donde vale mas un lápiz que un cuchillo, donde su gente grita en sueños,
un país donde la gente le tiene miedo al amanecer.

¿y que paso con la tan conocida raza "pujante" de la que tanto nos ufanamos?

Esta escondida, amedrentada detrás de escritorios y amenazas,
Esto no se arregla con diálogos arribistas y mediáticos,
esto se organiza cuando dejemos de pensar que es mas económica la saliva que el pensamiento.